Barbie en la Princesa y la Costurera

Barbie en la Princesa y la Costurera

 

 

 

Sinopsis Barbie en la Princesa y la Costurera

Barbie en la Princesa y la Costurera es una bella película. Que nos adentra en la vida de dos doncellas que nacieron el mismo día, del mismo año. Del mismo mes, en un mismo reino. Sin ser hermanas, ni conocidas. Sus vidas se unirán y cambiarán el curso de su historia. Sin siquiera imaginarlo.

Todo inicia cuando la princesa Annelise y la humilde costurera Erika. Nacen. por algún misterio del destino. El mismo día, a la misma hora y en el mismo reino. Ambas eran idénticas, su físico parecía haber sido copiado uno en el otro. Lo único que las diferenciaba era el color de su cabello: el de Annelise era rubio como el oro y el de Erika. Oscuro como la noche. Además, la princesa Annelise tenía de nacimiento un lunar en su hombro. Que por supuesto, Erika no. 

Un día, mientras la princesa daba un paseo por su reino acompañada de su fiel profesor Julian, se encuentra cara a cara con la costurera y ambas se sorprenden por el enorme parecido que existe entre ellas y platican un poco sobre sus vidas. Simpatizan de inmediato.

La princesa Annelise se encuentra preocupada porque se han terminado las reservas de oro en su reino y para salvar a su pueblo, deberá casarse con el rey Dominick al que no conoce y al que no ama. Sin embargo, debe cumplir con sus deberes reales ya que sus súbditos la necesitan.

Por su parte, Erika vive atada a las órdenes de la modista para la cual trabaja, una mujer arrogante y malintencionada que solo busca enriquecerse a costa del sufrimiento de sus costureras. Erika es una de ellas.

Ambas viven situaciones difíciles, sin embargo la situación de las dos se complica aún más. Al volver a su castillo, Annelise es secuestrada por Preminge, el malvado consejero de la reina, quien planea suspender la boda de la princesa para después fingir que ha podido rescatarla y pedir su mano. El ruin hombre panea una estrategia para conseguir su plan de secuestrar a la princesa Annelise

Un ser vil y despreciable el consejero Preminger, quien ayudado por sus secuaces, mantiene prisionera a Annelise; sin embargo el profesor Julian, al darse cuenta que éste podría encontrarse detrás de la desaparición de la princesa, recuerda a la joven costurera ¡idéntica a la princesa! y decide buscar a Erika para que se haga pasar por Annelise y todo siga su curso normal dentro del castillo. Ese plan habría de romper con los planes del consejero.

Todo parece marchar en orden, nadie sospecha que Erika no es la princesa y los planes de la boda real continúan. Para ese entonces el rey Dominick y la costurera ya se han enamorado sin que ella pueda darle a conocer su verdadera identidad.

Sin embargo, cuando Preminger se entera de que la princesa ha sido suplantada, le dice a la reina que Erika es una impostora y no es su hija. La reina enfurecida, revisa el lunar del hombro de la doncella y corrobora que no es Annelisse. Una gran tragedia para la familia real.

La reina, sumamente enojada por la traición, envía a Erika a un calabozo, pero la costurera logra escapar ayudada por Dominick y también Annelise escapa de su encierro con ayuda del profesor Julian, su amor verdadero.

Ambas llegan hasta la reina, quien se encontraba a punto de contraer matrimonio con Peminger. Quien al ver frustrados sus planes con Annelise. Había cortejado a la soberana; ella contra su voluntad había aceptado ya que debía salvar a su reino de la ruina.

De repente y justo a tiempo. Las doncellas logran desenmascarar la villanía. Del consejero quien había secuestrado a la princesa y había robado todo el oro real

La reina ordena el encarcelamiento de Peminger y tras una confesión de amor. La princesa Annelise decide contraer matrimonio con Julian. Y el rey Dominick con la bella costurera Erika.

Finalmente el reino vuelve a obtener riqueza al hallar una nueva mina. De cristales preciosos y es ahora un bello lugar donde todos viven felices para siempre.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *