Tenemos La Carne

Tenemos La Carne

Sinopsis Tenemos La Carne

 

Tenemos La Carne es un film algo extraño pero interesante. Narra la historia de dos grandes hermanos andan sin rumbo por una ciudad. En ruinas en busca de algo de refugio y comida. Cuando entran por casualidad en uno de los pocos edificios que quedan en pie, se encuentran con un hombre muy singular. Este extraño individuo les hará una propuesta de lo más extraña y siniestra para sobrevivir al mundo exterior.

Pero a su vez un hombre sentado, a expensas del paso del tiempo. Nos anuncia un envolvente sonido que nos acompañará durante toda esta experiencia. Su regocijo es nuestro desconcierto, pero llama la atención con sus movimientos hasta que alcanza un éxtasis. Uno de muchos. Dos jóvenes aparecen en el escenario. La situación se transforma en orador y discípulos, como en toda religión hay quien cree a ciencia cierta todo lo que se le dice y hay quien se muestra escéptico frente a esa palabra indómita, extraña.

El cuerpo crece, desde su interior, con una construcción firme, estática, para adoptar las líneas morfológicas del interior de un cuerpo humano femenino. Oculto, oscuro, con múltiples recovecos donde confinarse y crecer. Una situación febril se sucede entre cambios lumínicos, donde los cuerpos se funden como si la manzana prohibida les hubiese tentado. Es necesario ese contacto, bruto, sucio, para confundir el sexo como algo más explosivo. Físico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *